Conservación de la cycada en Chiapas

 

En Chiapas se han identificado 16 especies de Cycadas, cifra que representa el 40 por ciento de las registradas en todo el país, incluso algunas de estas variedades, sólo se ubican en la entidad, es por ello que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) en el estado, implementó proyectos que permiten conservarlas.

Considerados fósiles vivientes, se extienden a lo largo de la Sierra Madre de Chiapas son constantemente dañados, ya que cada año las hojas son cortadas para ser utilizadas en algunas festividades propias de la región Frailesca-Centro, causando daño a las Cycadas.

Estas especies que han sobrevivido desde el pleistoceno, están protegidas por la NOM-059-SEMARNAT-2001, al ser consideradas en peligro de extinción. Por ello, desde el 2007, la delegación federal de la SEMARNAT en Chiapas  destinó recursos a través del Programa de Empleo Temporal (PET) ejerciendo 360 mil pesos para productores de las comunidades de Nueva Independencia, la Sombra de la Selva y Josefa Ortiz de Domínguez.

Quienes lograron la producción de 64 mil plántulas en los viveros in situ, de las cuales el índice de sobrevivencia es del 80 por ciento, permitiendo con ello incrementar las poblaciones de esta especie en peligro de extinción.

Las poblaciones organizadas ubicadas al interior de las Reservas de la biósfera de La Sepultura y El Triunfo, han desarrollado actividades de colecta de semillas y la inducción de plantas madres (cycadas), ya que el grupo técnico de la SEMARNAT ha impartido talleres sobre la propagación y corte de palmas. Misma que se esta llevando a cabo en base al manejo sostenible con el monitoreo de las poblaciones naturales en colaboración con expertos en la materia.

Esta actividad promovida por esta institución del gobierno federal, a través del esquema de Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMAS), representa una alternativa económica en corto tiempo de dos a tres años, además es de fácil implementación y manejo técnico, constituyendo uno de las posibilidades de alcanzar ingresos económicos a través del manejo sustentable, sin olvidar la tarea de conservación de una especie en riesgo.

(Fuente: SEMARNAT)