La foto del año

Desde el más luminoso anonimato algún fotógrafo oficial del gobierno de Chiapas tomó una fotografía que resume en sólo 207.28 KB la relación Prensa Gobierno de Chiapas. Si el Pulitzer se entregara acá, esta foto se la ganaría, lo tiene todo, sintetiza en una sóla mirada la actitud del poder sobre la prensa, el servilismo de los reporteros que ven al gobernante como la reencarnación de Dios mismo y lo más importante, la dádiva (envuelto con papel crepé) un regalito como detalle.

Seguir leyendo La foto del año

Detienen a falsificadores de billetes de lotería en Chiapas

¿Que tal?.

Detienen a falsificadores de billetes de lotería en Chiapas

El Ministerio de Justicia del Estado (MJE) desarticuló una banda de falsificadores de billetes de la Lotería Nacional, encabezada por un ciudadano cubano que operaba en el sureste del país.

Los falsificadores eran dirigidos por Julio César Gómez Pérez, originario de Cuba y experto en sistemas de computación, así como por Abraham Gutiérrez López y Rommel Augusto Castellanos Mendoza.

Seguir leyendo Detienen a falsificadores de billetes de lotería en Chiapas

La noche de la furia

Nos vimos a las caras, el gesto seco de asombro poco frecuente en Fermín, escuchamos el golpe sordo en la banqueta, casi enfrente a donde, la noche del sábado, platicabamos Isaín, Ángeles, mi esposa Jeanett  y yo. Un vándalo lanzó una pesada piedra en el cristal trasero-derecho del Corsa verde hierba de Fermín y se llevó la cámara digital que estaba en el asiento, salimos a la calle y vimos los cristales regados en el piso, escuchamos el apurado correr de alguien calle arriba, no alcanzamos a verlo, sólo lo escuchamos, claro, no pudimos hacer nada.

Isaín me hizo una seña, yo me subí al coche y arranqué en reversa para intentar llegar a la esquina en sentido contrario donde sospechamos habría tomado la dirección el vándalo, Ellos, (Fermín y chaino) se subieron a la camioneta a rodear la calle, recorrimos con los dos autos la periferia de la colonia, cierto, vimos muchos individuos agrupados a esa hora (8:20 de la noche) en un parque marginal en el rumbo de la colonia el Isste, sólo me resultó sospechoso uno de ellos con paso tambaleante, me acerqué a él y me di cuenta que llevaba en su mano una bolsa de cemento, pensé que era el responsable, tuve que cambiar de idea al percatarme que en verdad el joven no podía sostenerse en pie por mucho tiempo, además caminaba en dirección a la calle en donde nos habían roto el cristal, sólo le hice una seña y él me respondió ofreciéndome su chemo, no hubiera podido correr tan rápido y luego detenerse para regresar a la calle donde estabamos.

Seguir leyendo La noche de la furia