Cuando despertamos el dinosaurio todavía estaba ahí

Por Raúl Ríos Trujillo

Mientras que los nuevos medios de comunicación se aprestan a asumir su responsabilidad en un evento tan determinante y de gran trascendencia nacional como lo es el próximo proceso electoral federal, los medios de siempre, los que han ejercido por años su poder fáctico sobre la sociedad mexicana, se revuelven en la herida de haberse visto lesionados en sus intereses.

Lo vimos esta semana con la crisis de los espots, el duopolio Televisa-Azteca ha mandado su cifrada señal: Están dolidos, muerden, arañan y se disponen a maquinar a toda costa (desde la sombra) cualquier estrategia para dirigir el descontento colectivo en contra de las instituciones que aplicaron candados en sus bolsillos.

La forma en la que las televisoras manejaron los espots electorales, (encajándolos como embutidos en horario estelar), no es más que un aviso de las intenciones de lo que pueden hacer valiéndose de vacíos e interpretaciones erróneas de la ley electoral.

Este guiño enviado a las autoridades electorales y al poder legislativo, es sólo la punta del iceberg, el objetivo ha sido enviar una señal. Unas cuantas horas de la transmisión de mensajes tenuemente matizados en horarios y programaciones clave, desataron el primer escándalo, uno que mereció la atención de la Secretaría de Gobernación y enturbió el panorama político.

Pero esta actitud para nada resulta sorpresiva, hay que recordar la manera en que estas televisoras acostumbradas al chantaje y a la manipulación de contenidos, reaccionaron hace dos años cuando se dio a conocer que una de las innovaciones de la ley electoral hoy vigente permitiría al IFE normar los gastos indiscriminados de partidos a medios de comunicación.

Patalearon, aullaron como bestias heridas, se dijeron “coartados en su libertad de expresión” y hasta asumieron ataques frontales en contra de algunos legisladores que defendieron tanto la ley electoral como la ley de Radio y Televisión, así que no tiene nada de raro que alguna de estas dos cabezas visibles haya convocado a las demás televisoras para uniformar la decisión de reunir los bloques de promocionales y soltarlos discriminadamente en la transmisión de programas de entretenimiento y deportivos de gran audiencia.

Esto provocó el descontento ciudadano porque para infortunio debemos reconocer que los mexicanos podemos sobrevivir a cualquier crisis económica global pero no quedar un fin de semana sin fut bol y sin telenovelas.

Mientras estos medios instrumentan acciones maquiavélicas e intestinas para entorpecer el desarrollo o la reglamentación de la democracia en México, los nuevos medios de comunicación, -los que desde el internet ya forman parte en el impacto de una sociedad cada vez más informada-, se ofrecen a normarse y hacer cumplir legislaciones que ni siquiera los toman en cuenta.

El referente para este comentario son las declaraciones que los responsables del portal de vídeos Youtube en México hicieran al diario El Universal, resulta que ante eventuales guerras sucias usando su servicio, el portal más importante de vídeos en el mundo, accedió a cooperar con el IFE para tratar de mantener la red limpia de materiales difamatorios y sucios que seguramente habrán de darse en el clímax del proceso.

Ante esto, resulta incongruente que mientras los monstruos masificadores se alistan para aprovechar cualquier recoveco legaloide y golpear la perfectible ley electoral, los nuevos medios tienen actitudes distintas.

El proceso electoral estadunidense en el que resultara electo Barack Obama es la muestra más fiel de hacia donde se enfila el futuro de los procesos democráticos en el mundo, las campañas tuvieron sitios distintos para desarrollarse y la red de redes fue uno de estos lugares, principalmente en las redes sociales como facebook, myspace entre otros.

Los dinosaurios todavía están aquí y se erigen como tótems totalizadores, pelean por el poder que de facto han ejercido sin que nadie nunca les dijera nada. A pesar de que el desarrollo de las nuevas tecnologías les pisa los talones, mientras la ignorancia (que ellos mismos han sembrado), les permita gobernar en su reino de ciegos, continuaremos despertando y ellos seguirán estando ahí.

Comentarios: rriostrujillo@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s