El Festival de Software Libre

fesolEn el marco del Diplomado de ciberperiodismo que la Universidad Autónoma de Chiapas organiza en colaboración con un grupo de comunicadores entre los que me incluyo, esta semana, los promotores del Festival de Software Libre , que se celebró en las instalaciones de la Universidad Politécnica de Chiapas y que concluyó este domingo, me invitaron a dar una plática sobre la visión de un periodista que además también es aficionado al software libre, la idea era traducir con palabras claras el espíritu del movimiento Open Source a un grupo de comunicadores interesados, claro que accedí con mucho gusto, los que estamos familiarizados con el movimiento sabemos que obligación es sembrar la semillita de libertad en otras consciencias.

En el Diplomado estuve programado para impartir el taller de construcción de blogs y principios de redes sociales, sobra decir que todo transcurrió muy bien, tengo la suerte de haber iniciado algunos blogs entre mis compañeros comunicadores desde hace varios años, no me fue problema. Esta vez además hablamos de redes sociales, Facebook y Twitter, nada mejor, creo que es un filón que nuestro periodismo no tarda en aprovechar.

El caso es que derivado de la plática de software libre me puse a hacer algunas reflexiones que si no comparto ahora se me olvidán.

  • El periodismo en su espíritu no ha cambiado con el surgimiento de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, estas tecnologías han reforzado al periodismo.
  • En la actualidad se habla de periodismo ciudadano, de periodismo digital, de ciberperiodismo, todas estas prácticas inmersas en el oficio tienen en su espíritu como premisa principal contar la verdad, dibujar una realidad tal cual. No obstante no todos estos “periodismos” son escritos por periodistas, y es aquí en donde he sido incisivo, la formación del periodista debería permitirle además de la objetividad cierta garantía de conocimiento (contexto se dice en los círculos) que le hará ver más allá, entonces el verdadero periodismo lo escriben los periodistas, esto es claro.
  • Al igual que el espíritu libertario del software libre, el periodismo plantea una forma ética de ver la vida, uno de los pilares del periodismo contemporáneo Ryszard Kapuscinski  nos decía que para ser un  buen periodista había que ser una buena persona, en el periodismo no hay cabida para las personas ambiciosas, las personas malas pronto muestran su naturaleza, los tenemos incrustados sí, son los dueños de los medios de comunicación, la mano del titiritero, pero no me vengan con el cuento que son periodistas, los periodistas ricos que conozco lo son por ser corruptos, y su fortuna les dura lo que dura un sexenio, en cambio el desprestigio los acompañará hasta la tumba.
  • Las redes sociales han sido una herramienta, que como anillo al dedo se usa para la práctica cotidiana del periodismo, pero no son el centro del periodismo, ni siquiera están cerca de serlo, son un canal extraodinario que sirve más al periodista que al medio de comunicación. Uno de los grandes inconvientes de las redes sociales es que han servido para inflar personalidades y magnificar a la megalomanía egos que en otros medios no tienen eco.
  • El internet ha dimensionado la práctica del periodismo, a niveles insospechados sí pero nada más, en otras palabras:  El periodismo no dejaría de existir si mañana ya no hubiera internet.
  • El libro y el periodismo en papel no dejará de existir nunca, si se terminán los árboles, algo se inventará para hacer papel donde escribir y plasmar ideas, una pantalla de plasma líquida nunca remplazará el sentido primitivo de pertenencia que nos regala la sensación de tocar un pedazo de papel y leerlo una y otra vez,  sin duda es una necesidad natural, afortunadamente nuestra realidad sigue siendo tridimencional.
  • La ideología libertaria del software libre ha nutrido al periodismo, grandes entes como Facebook, Google y el mismo Twitter vienen de un mensaje claro que es compartir, socializar la información y el conocimiento, indudablemente son logros de la semilla de libertad sembrada por los pioneros del software libre.
  • La nueva generación de geeks ya no únicamente son técnicos, programadores o expertos en tecnología, los neogeeks son periodistas, son comunicadores que han rebasado aquella barrera de ser instrumentos de los medios de comunicación que los emplean y a través de los blogs, del facebook y del twitter están siendo ellos mismos sus propios medios (yo los llamo media-geeks).
  • La idea de compartir que es una de las bases fundamentales de la ideología del Open Source, se está expandiendo de manera viral, y llegará a contaminar la conciencia de las nuevas generaciones, pronto podríamos hablar de las nuevas sociedades de la información y del conocimiento con la premisa de que compartir ha sido la clave.
Hace poco leí una teoría que habla de los cambios evolutivos, y que estos nuevos paradigmas de conciencia han funcionado a través de los siglos de una forma por demás extraña.
El estudio se centra en el descubrimiento de un simio que logró separar las semillas de la arena, sumergiendo la arena en agua y dejando que las semillas que les sirven de alimento flotaran por encima del líquido mientras la arena se va al fondo por decantación, de alguna manera este descubrimiento de un sólo individuo logró que sus congéneres en otras latitudes (aún sin tener contacto físico) lo aprovechen para su bien común, asombroso pero cierto, es una ley natural.

Así los ciclos de la historia nos enseñan que las primeras revoluciones prendieron la mecha de las muchas otras revoluciones, igual esta nuestra generación está siendo la coyuntura de una nueva que seguramente será mejor, en medio de la oscuridad solo las buenas ideas podrán traer la luz.

Raúl Ríos Trujillo

Anuncios

2 pensamientos en “El Festival de Software Libre”

  1. Estimado Raúl:
    Tienes toda la razón y permiteme ampliar tu reflexión.
    El periodismo sigue fiel a su esencia, pese a las nuevas herramientas tecnológicas y a nuevos canales que desafortunadamente son más utilizados por la sociedad civil, que por los periodistas, llámese páginas web, blogs, correos, y dentro de las páginas, las redes sociales como Facebook y Twitter.
    El hecho de que alguien suba a la red una foto o una denuncia de texto no lo convierte en periodista,sino como ciudadano preocupado por su entorno, e incluso, como vigilante ciudadano,pero sin las herramientas del periodista.
    Es cierto, para ser buen periodista, hay que ser buen ser humano, pero sobre todo ser sensible ala problemática social y a las víctimas de esa problemática.Y ni todos los editores son periodistas, ni todos son unos desalmados, aunque lamentablemente la gran mayoría maneja los periódicos como tienda de abarrote.
    En Chiapas, el periodismo impreso seguirá existiendo, pero sobre todo, seguirá leyendose y distribuyendose simplemente porque a esta entidad todo llega tarde y por ser el primer estado en pobreza y analfabetismo, somos también la entidad que menos computadoras y conexiones a internet tenemos. No estamos en Nuevo león, Jalisco o el DF. Tampoco en Chihuahua o Aguascalientes.En las páginas y los blogs, en las redes sociales creemos que todo Chiapas se entera y no es así, es un minúsculo grupo de personas (compas periodistas) interesados en informarse, pero hasta allí. Las conexiones al internet son insignificantes frente a las del DF o Nueva York.
    Chiapas no es el ombligo del mundo.Ni siquiera tenemos un parque industrial, en donde estén aglutinadas las naves industriales de la maquiladoras, como los hay en otras entidades. Sólo Ciudad Juárez,Chihuahua, tiene cuatro parques industriales, con ocho o diez maquiladoras cada uno. Es decir, no estamos en la agenda mundial industrializada, ni siquiera turística. Aparece en materia turística Cancún, Los Cabos, Acapulco, vaya: hasta Huatulco, Oaxaca.Pero no aparecen las playas de Puerto Arista y Palenque o San Cristóbal sólo es referente entre los mochileros.
    Los periodistas tenemos la obligación de aprender nuevas herramientas tecnológicas, instrumentos que nos van a servir, pero no debemos descuidar ni la ética periodística individual, grupal o corporativa, ni el rigor profesional para tratar temáticas o problemáticas que en el peor de los casos requieren las dos versiones.
    Y acaso vamos hacia la información compartida, pero hasta el momento pareciera que fuera sectaria en algunas redes sociales cibernéticas, muchos chiapanecos, sobre todo los de la zona rural en los pueblos en donde no hay ciber cafés ni internet, no se enteran de lo que se comenta en Facebook o en el blog de algún compañero.
    En fin, estamos metidos en el periodismo digital y en el software libre, pero no podemos despreciar un pedazo de papel periódico, una denuncia impresa o alguna foja incluso en papel cebolla.
    Y como a Chiapas todo le llega tarde, desde la primera imprenta hasta la revolución mexicana, van a pasa muchos años aún para que en la entidad se de la crisis de diarios que se registra en ciudades estadunidenses o canadienses.
    ¿O no?
    Un abrazo
    Sergio Melgar

    1. Así es mi estimado Sergio, son pocas las publicaciones dirigidas por verdaderos periodistas, tu caso es uno de ellos, gracias por ampliar mii visión en el artículo, cierto que todo nos llega tarde, la única manera de combatir la oscuridad es preneder antorchas lo que sin dudas estamos haciendo sin otro afán más que el de poner nuestro granito de arena.
      Ya sabes cuenta conmigo. Salud y Libertad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s