1er Foro Estatal de comunicación Alternativa

Recientemente la Secretaría de Pueblos Indios (SEPI) del Estado de Chiapas, me invitó a participar como expositor del tema “Comunicación Alternativa, periodismo ciudadano y otras herramientas al alcance de los pueblos indígenas”, con gusto acepté la propuesta a pesar de que tres días antes de celebrarse el evento se cambiara la sede original que era San Cristóbal de las Casas a Palenque (seis horas de camino sinuoso y carretera rumbo al corazón de la selva), un cambio de planes que sin lugar a dudas trastocó la logística y logró menguar de cuajo la presencia de muchos representantes indígenas que se esperaba asistieran, me resistiré a contar la naturaleza de este cambio de planes pero claro que no omitiré que este “detalle” sólo demuestra el desprecio terrible que persiste por parte del centralismo a las políticas sociales que tienen que ver con cualquier cosa que signifique o involucre a nuestras etnias, abstengo mis opiniones por respeto al trabajo y al esfuerzo que los funcionarios indígenas de la SEPI gastaron en la organización del foro, a ellos les reconozco.

Pero la buena noticia es que los que vivimos el evento podemos asegurar que la organización de este primer foro fue un verdadero éxito, el objetivo de que los comunicadores indígenas y las organizaciones no gubernamentales así como las instituciones preocupadas por el tema se reunieran a platicar sobre la comunicación alternativa de los pueblos indios se cumplió a cabalidad, por mi parte me siento muy complacido de conocer y acercarme a esfuerzos como los de la Red Boca de Polen que se ha dedicado a capacitar a comunicadores indígenas y darles herramientas para emplear Radios comunitarias y vídeo en un intento por hacerlos partícipes de los procesos de comunicación hacía dentro de sus pueblos, el objetivo es claro, rescatar su cultura y sobre todo sus lenguas.

Conocí además a un comunicador indígena llamado Jaime Díaz Gómez quien orgulloso de su origen y su profesión compartió con los presentes al foro su experiencia y vivencias como comunicador comunitario, tuve la dicha de caminar con la productora de radio del CELALI María Leticia Pérez Sánchez quien además de tener una lúcida conversación me ilustró sobre trabajos antropológicos que hablan de la visión mágica de nuestros pueblos, sin duda para mi fue una experiencia muy enriquecedora.

Por mi parte, en mi exposición platiqué sobre las alternativas que plantean las tecnologías de la Información desarrolladas a través del internet, me ilusionó la idea de que se formara una red de comunicadores indígenas que luego mostrarán al mundo su trabajo a través de páginas o portales en la red, ofrecí mi esfuerzo en la capacitación de estos comunicadores para que aprendan a crear sus propios blogs, incentivé a los presentes a hacerse escuchar, recuperar y/o conquistar sus espacios en los medios públicos, es lamentable darnos cuenta que la presencia de nuestras etnias y sus lenguas ha disminuido en la programación del Sistema Chiapaneco de Radio y Televisión (SChRyTv), es lamentable enterarnos que se ha limitado el alcance de estaciones de radios como la de Palenque porque su estructura estorba al aeropuerto de la ciudad, con el dinero que la coordinación de comunicación social se gasta en un día de publicidad y portadas en todos los diarios de la capital se pueden comprar tres predios y tres antenas más grandes que garanticen que el alcance de Radio Palenque tenga el mismo espectro que tenía hace diez años.

Algo queda claro con los resultados de este foro, nuestros hermanos indígenas están sedientos por volver a tener voz, están hambrientos por administrar y hacer su propia comunicación, pueden hacerlo tienen la capacidad, quieren mostrarnos una visión y versión propia, necesitan formar a sus generaciones futuras con medios de comunicación que respondan a sus propias tradiciones, los pueblos originales están perdiendo la batalla contra la globalización y la influencia de costumbres exógenas, no pueden hacer mucho por preservar su cultura y sus lenguas, está claro que nadie lo hará más que ellos mismos, por eso necesitan sus propios canales de comunicación.

Ojalá esfuerzos como los de este foro se sigan repitiendo, tal vez, a fuerza de ser persistentes, nuestros pueblos logren hacer que la oficialidad oficiosa se ocupe en atenderlos sin necesidad de que, como ya sucedió en el 94, tengan que hacer otra vez uso de la violencia y la subversión, quien tenga oídos que oiga.

Juan Villoro

En septiembre pasado Centro publicó una entrevista que Diego Rabasa hizo a Juan Villoro, donde el escritor soltó una de las mejores definiciones de periodismo que he leído en los últimos tiempos:

“Yo creo que uno de los misterios del periodismo es que la realidad del texto periodístico no está en lo que llamamos realidad sino en la realidad del texto. No se trata de describir o calcar la realidad, sino de crear una segunda que la recree con toda intensidad y que construya su propia lógica. Las reglas del periodismo no son las de la realidad.

Por eso quien describe los sucesos miméticamente, fracasa. Tienes que seleccionarlos, dosificarlos, matizarlos.

Tienes que ejercer, como el fotógrafo, el trozo de la realidad que es elocuente y que puede tener sentido”.

 

Copy paste del blog del blog de Alma Delia Fuentes

La irresponsabilidad de los medios de comunicación.

Conocí a Virgilio Caballero (maestro normalista de profesión), hace ya algunos años cuando recién llegado el gobierno de Pablo Salazar Mendguchía nos llamó para formar un proyecto incluyente en los que algunos periodistas jóvenes de entonces aportaríamos ideas para la política de medios de comunicación de cara al “nuevo gobierno”. Caballero que ya tenía en su trayectoria ser el fundador de varios Sistemas de Radio y Televisión además de ser uno de los promotores más férreos de los medios públicos ciudadanizados fue el encargado y organizador del proyecto que luego se llamaría Sistema Chiapaneco de Radio y Televisión (SChRyTv), desafortunadamente su propuesta no estuvo acorde con los intereses del gobierno pablista que vio en la ciudadanización del SChRyTv un hueco que seguramente sus múltiples enemigos aprovecharían para golpearlo, a este delirio de persecución del soyalteco debemos que nuestros medios públicos sean hoy lo que son y transmitan contenidos que el gobierno considera “El pueblo merece“.

Hace poco Virgilio Caballero visitó nuestro estado para dar una Ponencia a propósito del día internacional de la Alfabetización, cómo siempre su intervención estuvo genial, hace pocos días un compañero que se dio la tarea de transcribir las casi dos horas de charla me pasó el archivo de la Ponencia, mismo que aquí reproduzco para provecho público.

Los que se pregunten ¿Quién es Virgilio Caballero? Favor de consultarlo en esta liga de la página de CEMEDI.

 

Virgilio Caballero

Ponencia en el Encuentro de Comunicadores Solidarios.

Septiembre de 2008

Muy buenos días, voy a dividir la exposición que haré ante ustedes en tres grandes temas: primero me referiré con algunos datos a la situación que guarda la educación en el país, lo que yo llamo abiertamente el desplome del sistema educativo en México, luego me referiré a la televisión como fenómeno que controla la conciencia y la vida de casi toda la gente en el país, es decir, la televisión como una madrasta educadora, pero también quiero referirme positivamente como una propuesta a lo que ha ocurrido con los medios públicos en México, en la tercera parte de mi exposición para presentarlos como conclusión en una propuesta al papel que pueden los medios públicos jugar para resolver el problema educativo en México, todo esto tiene que ver con la comunicación; sé que estoy ante estudiantes de la comunicación y por eso, empiezo por señalar que la comunicación es la otra cara de la educación, no puede concebirse la tarea comunicadora sin el papel y la función que lleva implícita de ser una tarea educadora, de la misma manera como no puede concebirse la tarea educadora con la función comunicadora que lleva implícita. Dicho con otras palabras todo comunicador es un educador aunque no lo sepa o aunque no lo haya pensado nunca, y todo maestro, todo educador es un comunicador aunque no lo sepa o aunque no lo haya pensado nunca, lamentablemente, en las tiras de materias, en las currículas de las universidades donde se forman los comunicadores y los educadores no se toman en cuenta ni una cosa ni la otra, no se tiene en cuenta que el comunicador es un educador y que el educador es un comunicador, y en el caso de las carreras universitarias que forman comunicadores no se incluye nunca a las ciencias de la educación como una materia que los comunicadores debiéramos conocer y ser formados en ella, para nadie es un secreto hoy en día que en México, uno de los problemas que arrastra el país en cada región es el fracaso del sistema educativo nacional yo le llamo el desplome del sistema educativo en México, ocupamos los últimos lugares en la clasificación que los organismos internacionales que se ocupan de este tema nos otorgan cada año respecto a asuntos fundamentales que tienen que ver con educación: la capacidad de comprensión de lectura, el conocimiento de las matemáticas, la calidad de la educación, organismos como la UNESCO, la unión eurooea, etc, nos colocan en los últimos lugares respecto al aprovechamiento, la calidad de la educación, y las cualidades que deben tener los estudiantes en México, son cifras que avergûenzan, de cada tres mexicanos, uno no ha hecho la secundaria o si entró no la terminó, en números absolutos esto quiere decir que 34 millones de mexicanos no tiene secundaria y se encuentran además en la edad más productiva de la juventud, entre los 14 y los 21 años de edad, apenas antier la directora del INEA, dijo en una declaración pública que los mexicanos adultos que no han terminado la secundaria son 17 millones y medio, miente, miente la directora del INEA, son 34 millones de acuerdo con datos del INEGI.

Seguir leyendo La irresponsabilidad de los medios de comunicación.

De Wolonchán a Acteal y Chincultik, la verdad sobre las mentiras

Por Raúl Ríos Trujillo (http://www.chiapasenlinea.wordpress.com/)

La violencia sólo llama violencia, venga del narco o del mismo gobierno, para el caso de los seis muertos en un operativo violento el pasado 3 de octubre en un paraje cercano al complejo arqueológico Chincultik en la región III Fronteriza, hay varias lecturas y sendas líneas para aprender, una de ellas es la lección que se dieron y nos dieron los comunicadores, los que se dedican al oficio de informar, aquellos que sin ponerse de un lado les toca vivir como pueblo y como medio de comunicación lo que ocurre cuando alguien desde una oficina ordena enfrentar a la fuerza pública contra el pueblo.

En Chincultik, la cuenta fue de seis muertos y decenas de heridos, la información fluyó casi sin interrupciones desde los mismos momentos del operativo, los reporteros tejieron una serie de redes a través de mensajes de celular y otras alternativas de comunicación que permitieron que la información no fuera falseada por los gobiernos, caso contrario a cuando en 1997 sucediera la masacre de 45 indígenas de Acteal en Chenalhó, entonces no existió una magnitud de la masacre si no hasta casi 12 horas después del artero asesinato, los reporteros de entonces no tuvimos oportunidad de informar a los medios locales, no existían opciones, claro que “nuestros diarios” no publicaron la nota si no hasta varios días después (algunos hasta el 26 de diciembre, luego de navidad), cuando la masacre era noticia internacional, de Wolonchan ni hablar, porque hasta la fecha no se sabe a ciencia cierta el número de muertos y los detalles del enfrentamiento que inició con un desalojo, nadie sabe, porque nadie documentó nada, el gobierno de entonces se encargó de borrar de un plumazo esta página negra de la historia.

Para el caso de Chincultik los medios de comunicación de Chiapas se portaron como lo que son, unos miserables voceros de la surrealista fantasía que se impone (¿Qué otra cosa se podía esperar de ellos), y los compañeros reporteros sacaron la casta, seguros de que sería la censura la que reinaría por encima de la verdad a secas, se armaron de valor y adrenalina e informaron, no desde sus medios que callaron la nota, desde sus blogs, desde teléfonos celulares, desde sus cámaras que captaron videos que luego subieron a youtube, para que ya nunca más sucedan masacres como las de Acteal y Wolonchán donde todos de alguna manera fuimos cómplices que callamos, que nos dejamos censurar.

Lo único que quedó claro en Chiapas luego de los operativos del 3 de octubre, es que la oficialidad logró que los medios de comunicación, sus hijastros, se mostraran medianos e incapaces de detener la ola de información que se generó a través del internet desde las primeras horas del enfrentamiento, el comportamiento de los medios nacionales también es de lástima, que asqueroso es darse cuenta de lo que pueden hacer algunos a cambio de publicidad, lo verdaderamente importante es que los hechos del 3 de octubre no quedaron en las tinieblas de la desinformación y para muestra están todos los vídeos subidos a portales de youtube, los blogs de Fredy Martin Pérez, de Ada Iveth Morales, de Chaino, y otros reporteros que como héroes anónimos garantizaron que la verdad de este negro 3 de octubre viera luz y tuviera consistencia ante la mentira oficial.

Con gusto he leído que la labor reporteril de los compañeros comitecos ha tenido eco más allá de nuestro estado, la periodista y analista política Marcela Turati comentó el hecho y dio pie a que se reabriera la discusión acerca de los blogs como medios alternativos de comunicación y la importancia que los periodistas sepamos usar estas herramientas que permiten informar sin el tamiz oscuro de la censura política y económica.

En un complejo paisaje político como el de Chiapas, donde ocurren masacres, ajusticiamientos, tiroteos del narco, acción de paramilitares, actividad guerrillera, tráfico de personas, los comunicadores debemos estar a la altura y prestarnos a informar sin distingos y sin censuras escribir la historia desde la misma historia.

¿Chiapas aún más seguro?

 

Por Raúl Ríos Trujillo (http://www.chiapasenlinea.wordpress.com/)

¿Quién y cómo se piensan los slogans que luego la oficialidad grita a los cuatro vientos? ¿Quién “razona” esas campañas? ¿Chiapas seguro? Tanto como dice el slogan “aún más seguro“, yo no apostaría tres pesos por esa afirmación, que para como están las cosas, inmerso el país en una lucha frontal que el gobierno federal sostiene en contra del hampa, a pocos meses que Chiapas fuera protagonista de sucesos inéditos en su historia, como lo fueron balaceras, enfrentamientos y ejecuciones por el control del narcotráfico. ¿A quien se le ocurre decir que Chiapas es más seguro, o todavía más seguro? Parece de burla.

Ya sé que me contestarán que de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública Chiapas ostenta el cuarto lugar de los estados más seguros del país, y que además ocupa el segundo lugar conforme al Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), ya sé que mostrarán números mágicos respecto al descenso de robos a automóviles, baja o nula incidencia de secuestros, robos en carretera,  bla bla bla. ¿A quien quieren engañar? Nadie en este país está seguro, lo sabe todo el mundo, nadie verdaderamente se cree el cuento de que los apoyos a la seguridad en Chiapas son únicamente para hacerlo aún más seguro, suena presuntuoso y falso, ¿Qué tan válido es que una autoridad enarbole campañas de esta naturaleza?

Tal pareciera que el objetivo es engañar, adormecer, cretinizar, pasarse por el arco del triunfo un tema tan delicado en nuestros tiempos como lo es la seguridad pública, viendo que el país se convulsiona en una guerra donde todos pierden, los muertos de Tijuana, las granadas del narco-terror en Morelia, viendo cómo los malos se reparten el país y cómo imperan los secuestros, un slogan como el de Por Un Chiapas aún más seguro suena falso, hueco, mentiroso.

Pero más allá de como suene el slogan, la intención de asegurar que Chiapas en realidad vive un paraíso de seguridad es más la de intentar instaurar un reino de fantasía que proteja de manera impune otros flagelos a la vista, y por lo visto las políticas van caminando por la misma ruta, es decir soportadas por las elucubraciones de algunos que sentados en el poder ya se creyeron la mentira después de tanto repetirla, definitivamente no hemos aprendido la lección, está claro que otra vez estamos dejando que los que gobiernan construyan castillos en el aire a nuestras costillas.

La verdad es que vivimos tiempos muy difíciles, la semana recién concluida ha sido una de las peores de la historia reciente, los jinetes del Apocalipsis han iniciado ya su cabalgata de horror, las bolsas y los sistemas monetarios tiemblan, estamos en la orilla de una crisis de proporciones catastróficas, aunque el gobierno federal insista en que México sufrirá lo mínimo en caso de una inminente crisis alimentaria, ¿Cómo poder aislarnos si estamos inmersos en una globalidad concatenada a intereses capitalistas? Es por eso que resulta ridículo que un estado como Chiapas se llene de palabras huecas, que digo ridículo, criminal.

El cuento del Chiapas aún más seguro, nos da razón únicamente de una sospecha, la prioridad es seguir sosteniendo a toda costa un escenario bien montado de un Chiapas que vive su mejor momento, este Slogan tan repetido nos está diciendo que así se toman en serio los temas importantes de la agenda pública, ¿Inseguridad? No, en Chiapas no pasa nada.

 

Dios nos libre.